Restaurantes recomendados

Carmen

¿ Te imaginas que cuando llega la noche quieres acercarte a la cama de tu hijo, contemplarlo mientras duerme y darle un beso en la frente, y no puedes?

¿Podrías poner límites por teléfono o aprobar la estética de tu hija adolescente por fotos

Cambiemos, pero cambiemos nosotros.

Aprovechemos el cambio de gobierno para tener un cambio de actitud.

Dejemos de caracterizarnos por la viveza criolla, de buscar esa ventaja personal.

Cambiemos... pero de hábitos.

Dejémonos de echar culpas a otros y hagámonos cargo de nuestros errores.

Cambiemos... pero de chip.

Dejémonos de fanatismos, estos días leía en facebook